Producción de biogás, Granja Avícola El Brazo, El Salvador.

La granja avícola aprovecha las aguas residuales de las plantas de proceso, el estiércol de la ganadería y las excretas de los galpones aviares para producir biogás.

El Grupo Campestre es una de las principales empresas avícolas de El Salvador y tiene en operación el biodigestor más grande del país para el aprovechamiento de de la biomasa residual de algunos de sus procesos agroproductivos. Las instalaciones están cerca de una laguna considerada sitio RAMSAR.

La planta generadora de biogás, que está localizada en el cantón El Brazo de San Miguel, utiliza las aguas residuales producidas en una granja avícola y una hacienda ganadera que pertenecen a dos empresas del Grupo Campestre. Bajo ese sistema se producen 35 mil m3 de biogás al mes y con ese proceso la avícola redujo el consumo de bunker para la caldera en un 100%, en los primeros dos años. En el presente, también usan GLP cuando es necesario, años. Además del ahorro que representa la generación de biogás, esta acción refuerza las actividades ambientalmente sostenibles de la empresa.

Desde 2011, la avícola aprovecha las aguas residuales de las plantas de proceso, el estiércol de la ganadería y las excretas de los galpones aviares para producir biogás. Otros residuos, por ejemplo, las aguas del sacrificio de pollos, todavía no son aprovechados para la producción de biogás, a pesar que la sangre contiene una importante carga orgánica.

El estiércol se recoge de forma mecánica y automática (con un raspador), utilizando un sistema de canaletas especiales. Con esa tecnología se ha mejorado la recolección de las excretas. En la actualidad el hato de la empresa se compone de 100 cabezas de ganado.

Todos los efluentes llegan a un tanque colector desde se alimentan al biodigestor, el cual está diseñado para funcionar con un sustrato líquido con solamente un 3-4% de sólidos. El biogás producido pasa a la caldera para producir vapor.

El sistema incluyó la construcción de las instalaciones para el pretratamiento de las aguas residuales y excretas vacunas; así como la construcción de un biodigestor anaeróbico con capacidad para producir 24,000 m³ de biogás al mes. La proyección es incorporar todos los desechos de la cadena completa de Pollo Campestre y otros establecimientos que pudiera suministrar materia orgánica, por ejemplo, una alcaldía de la localidad

Por otra parte, desde 2014, Grupo Campestre empezó a utilizar la energía solar, mediante la instalación de paneles ubicados en todos los techos de los galpones. Ese flujo de energía se inyecta a la red eléctrica de la empresa y el sobrante pasa a la red de la empresa eléctrica distribuidora. Desde 2017, existe un reconocimiento en la reducción de la factura eléctrica por el abastecimiento antes detallado.

Referencias:

 

 

 

 

Únete a la conversación